Noticias Política

Pleno municipal de abril en Tres Cantos (Ganemos3C)

Un intolerable brote xenófobo en nuestro municipio, el conocido problema de las 1.000 viviendas de protección y la documentada denuncia de presunto maltrato animal en un criadero ilegal de perros de raza, fueron los auténticos protagonistas del concurrido Pleno.

Del orden del día nada destacable, salvo un asunto relacionado con un complicado convenio urbanístico pendiente de ejecución desde el año 2006 y ahora reactivado con prisas. Pedimos su retirada por falta de documentación y el alcalde se avino.

El resto, cuestiones de gestión, a las cuales votamos afirmativamente en unos casos o nos abstuvimos en otros para mostrar cierto grado de disconformidad.

Ataque racista – El sábado 14 de abril se produjeron en el Parque Central de Tres Cantos dos presuntas agresiones xenófobas y racistas, relacionadas entre sí, protagonizadas por menores de edad. Se realizó la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil, cuyos resultados conoceremos en su momento. Solicitamos la puesta en marcha inmediata de nuestro propio Observatorio contra la xenofobia, el racismo y la intolerancia, donde los grupos municipales, las asociaciones o movimientos interesados y expertos, puedan debatir y proponer acciones para evitar estos brotes.

SOS las 1.000 – Nuestro grupo y el socialista presentamos sendas mociones de apoyo a una Proposición No de Ley (PNL) recientemente aprobada por unanimidad en la Asamblea de Madrid y que, si se logra activar -de eso tratan ambas mociones-, podría suponer la última esperanza para proteger legalmente a los inquilinos de las 1.000 viviendas de protección, de los ataques especulativos a los que se ven sometidos. Ambas salieron adelante por consenso.

Criadero ilegal – Desde que apareció, primero en las redes sociales y luego en los medios, la existencia de un criadero ilegal de razas caninas de alto precio donde, presuntamente podía haber maltrato animal, la denuncia efectuada por una vecina ha acaparado la atención y la indignación de multitud de vecinas y vecinos. Una actitud timorata por parte del ayuntamiento que pretende desviar la atención de su posible responsabilidad es repudiada por muchos vecinos. Por nuestra parte, nos sumamos a la petición de una retirada de custodia preventiva, a la espera de esclarecer todos los aspectos de las diferentes líneas de investigación. De momento, es imprescindible intentar defender a los indefensos animales, víctimas directas del asunto.