Noticias Política

Entra en vigor la nueva Ley de “sacrificio cero” para la Protección de los Animales de Compañía

Entre las novedades: el incremento de las sanciones y la prohibición de sacrificar animales excepto por motivos de salud o seguridad para las personas.

La nueva Ley también exige cambios a las tiendas de mascotas, a las que se les prohíbe exhibir animales para su venta en escaparates.

Hoy 22 de febrero entra en vigor la nueva Ley de Protección de los Animales de Compañía con importantes cambios que afectan a las obligaciones de los propietarios de mascotas. Una Ley que defiende el “sacrificio cero” y que prohíbe a las tiendas de mascotas exhibir animales para su venta.

Entre las novedades destacan:

  • Los propietarios de perros y gatos deberán realizar un reconocimiento veterinario anual a sus mascotas.
  • La esterilización obligatoria de perros y gatos que tengan acceso al exterior de las viviendas y puedan tener contacto no controlado con otros perros y gatos.
  • Los perros que por su carácter o comportamiento sea necesario se someterán a pruebas de sociabilidad y educación.
  • No podrán sacrificarse animales de compañía excepto por motivos de salud del animal, seguridad de las personas o animales o riesgo para la salud pública.
  • La identificación mediante microchip será obligatoria para perros, gatos, hurones, conejos y équidos.
  • Incremento de las sanciones: Las infracciones leves se sancionarán con multas de 300 a 3.000 €, las graves de 3.001 a 9.000 €, y las muy graves de 9.001 a 45.000 €.

La nueva Ley también exige cambios relacionados con la cría y comercialización de animales de compañía:

  • La compra de animales se realizará exclusivamente en centros de venta registrados; los perros y gatos se comercializarán mediante catálogos o similares, no se permite su presencia física en estos establecimientos.
  • La venta por internet u otro medio de comunicación, deberá indicar el nº de registro del centro y el número de identificación del animal.
  • Se prohíbe exhibir animales para su venta en escaparates o zonas expuestas a la vía pública.
  • Se entregará al comprador certificado oficial veterinario que acredite el buen estado sanitario del animal y en perros y gatos su edad, que como mínimo será de tres meses.
  • Los criadores o centro de venta entregarán al animal identificado y registrado a nombre del comprador.